Nos ponemos en contacto con ustedes a fin de realizar dos aclaraciones que nos solicitaron dos docentes sobre las publicaciones enviadas.

a) Respecto de la información sobre Docentes Cesanteados el docente Lic. Roberto Rodríguez nos notifica que en su caso no fue cesanteado contra su voluntad. Renunció al cargo de JTP que tenía en la cátedra a cargo del Profesor Assenza Parisi (Administración de Empresas). Decidió acogerse a la jubilación ordinaria para no tener que soportar el manoseo y maltrato que provocaría quedarse en su cargo, tal como lo indica la ley nacional .El docente nos manifiesta su indignación ante esta situación y los años que trabajó ad honorem o en situación de subrogancia (nombramiento con cargo inferior al que se ejerce efectivamente).
Nos solidarizamos y compartimos el sentimiento del Lic. Rodríguez y hacemos la aclaración tal cual nos lo solicitara.

Mail:

He recibido un mail de DEMOCRATIZACION RT, y veo con asombro que figuro entre los docentes cesanteados.
Debo aclarar al respecto que no he sido cesanteado en contra de mi voluntad, ya que personalmente he renunciado a mi cargo con JTP en la cátedra del prof. Víctor Assenza Parisi de Administración de empresas; precisamente porque tomé la decisión de acogerme a la jubilación ordinaria, ya que me parecía una manipulación lamentable e hiriente en la dignidad, que a pesar del derecho que nos ampara para seguir trabajando hasta los 70 años, nos veamos manoseados por las autoridades cual si fuéramos tan solo expedientes que han caducado su vida útil. Algunos cumpliendo no sé qué reglamentaciones, por encima de las leyes y otros por omisión o displicencia como ocurrió en nuestra carrera.
En ninguno de mis trabajos anteriores tanto en la administración pública como en la privada he sido objeto de un maltrato tan vergonzante como si lo he sido en la institución que es emblema de la educación superior en la Argentina, precisamente por aquellos que deben velar por el futuro de las nuevas generaciones.
Debo dejar en claro que la idea no es perpetuarse en el cargo ya que nuestra cátedra ha demostrado en los hechos, claros ejemplos de renovación e incorporación de nuevos profesionales jóvenes con gran potencial.
Pero esto no se agota en esta circunstancia, hay otra que es mucho más grave y que la están padeciendo cientos de docentes denominados con el eufemismo de “ad honorem”.
La docencia es realmente una vocación por demás enaltecedora, pero también es un trabajo y si nos remitimos al Art. 4ª de la Ley de contrato de trabajo (Ley 20744), el mismo dice:”Constituye trabajo, a los fines de esta Ley, toda actividad lícita que se preste en favor de quien tiene la facultad de dirigirla mediante una remuneración”
Aproximadamente cerca de cinco años actué como profesor adjunto cumpliendo las funciones como tal pero cobrando como JTP.
Y luego en la cátedra del Lic. Italo R. Magrini fui nombrado JTP. como ad honorem, es decir que en ambos casos cumplía con la función pero no era remunerado como tal.
Y valga la paradoja el Sr. Ministro de Trabajo, Dr. Carlos Alfonso Tomada es docente de esta unidad académica, lo mismo que la Secretaria de Trabajo Lic. Noemí Rial y el secretario de Empleo, Lic. Enrique Deibe. A estos funcionarios los escucho permanentemente hablando que luchan contra el trabajo no registrado y el pago en negro, pero nosotros docentes y me incluyo trabajamos y no cobramos, habrá que hacerles juicio por incumplimiento de los deberes de funcionario público (?).
Seguramente que ellos deben recibir sus retribuciones como corresponde, ya que no creo que actúen “Ad honorem”, quizás lo hagan como docentes si es que han pedido licencia en su cátedras.
Estimados graduados les envío este mail para aclarar algo que no es correcto y a les pido que lo publiquen o lo den a conocer, desde ya muchas gracias.

b) Con relación a a nuestra carta abierta sobre las irregularidades en nuestra carrera, desde nuestro Espacio aclaramos que cuando indicamos que estamos de acuerdo “con el diagnóstico de la profesora” nos referimos a la situación general de los nombramientos docentes en nuestra Carrera. En ningún momento se hizo referencia a los méritos del Profesor Cangiano para ocupar el cargo. Lo que Democratización Rt sostuvo y sostiene es que el procedimiento no se realizó por las vías institucionales que corresponden; es decir la comisión de docencia y concursos y la Junta de Carrera.
Nuestro Espacio no opina ni interviene sobre las situaciones internas de las cátedras. Lamentamos las misivas de una y otra parte que visibilizan un clima laboral tenso lo que repercute en las condiciones de trabajo de los docentes y podría impactar en el proceso de enseñanza – aprendizaje de los estudiantes .

imprimir