Por primera vez en muchos años, la Dirección de la Carrera de Relaciones del Trabajo convocó abiertamente a los profesores a la presentación de propuestas para dictar materias optativas en nuestra carrera.

No podemos más que considerar este hecho como un logro más de Democratización RT, producto de nuestra reiterada insistencia en nuestros casi dos años de mandato como minoría graduada en la Junta de Carrera [ver pedido 26/10/10] [ver pedido 27/09/11]. Recordemos que el año pasado no se hizo ninguna convocatoria y se enviaron las propuestas un viernes a la noche para ser tratadas el lunes, sin cumplir los plazos reglamentarios. La gestión pretendía elevar las materias al Consejo Directivo sin pasar por la Junta de Carrera, lo que ameritó que nos reuniéramos con el Decano de nuestra Facultad y que luego de la aprobación irregular, nos presentáramos al Consejo Directivo a denunciar la situación. Estas presiones hicieron que este año, por primera vez, se realice una convocatoria abierta. Sin embargo, el debate sigue ausente.

¿Cada cuánto tiempo deben revisarse las materias optativas? ¿Cuál debería ser el procedimiento?

Ente los considerandos de la Resolución N° 2210 del Rectorado de nuestra universidad se sostiene “Que es conveniente la revisión periódica de la oferta de asignaturas optativas mediante el establecimiento de un período de vigencia de su dictado a fin de permitir su actualización y evitar su repetición automática”. Así, en el primer punto del Anexo de dicha resolución se señala:

Las unidades académicas que incluyan asignaturas optativas en los planes de estudio de las carreras de grado, deberán formular anualmentelas propuestas de altas, bajas o modificaciones de dichas materias

Es decir, tanto el espíritu como el articulado de dicha resolución exigen la revisión anual de las materias optativas. En primer lugar, debería funcionar la Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular de nuestra Carrera quien es el órgano encargado de tratar este tema. Una vez definidos los, criterios, reglamentos internos, fechas de presentación y acuerdos entre mayoría y minorías – tal como sucede en otras Carreras de nuestra Facultad- se debería convocar a todos los profesores a la presentación de propuestas.

Una vez presentadas las mismas, esta Comisión debería expedirse en función de criterios preestablecidos para luego elevar un dictamen a la Junta de Carrera. Finalizado el circuito en la Junta de Carrera, corresponde presentar la propuesta a la Comisión de Enseñanza del Consejo Directivo. Luego de su aprobación, las materias optativas se elevan al Rectorado.

Como veremos, ninguno de los pasos previos mencionados se cumplen en nuestra Carrera.

Una convocatoria irregular

Debemos considerar varias cuestiones con respecto a la convocatoria y en especial con respecto a la ausencia de debate sobre los proyectos presentados por nuestros profesores. Para que la convocatoria sea realmente participativa y democrática no basta con convocar abiertamente a profesores de nuestra carrera, sino que entendemos que deben darse ciertas condiciones mínimas que no ocurrieron en este caso.

En principio, la convocatoria se realizó de manera tardía -a fines de Septiembre- y sin la información básica para la postulación de un proyecto de materia optativa, como ser la fecha límite para su presentación, las pautas acordadas por la Comisión que corresponde, o los criterios de evaluación de estos proyectos. [ver convocatoria]

En segundo lugar, y aún más importante, como señalamos, una vez presentados los proyectos deben darse las instancias institucionales necesarias para poder debatir de forma democrática sobre la evaluación y selección de las materias optativas a ofertarse el año próximo. En ese sentido es que insistimos en la conformación de la Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular (no conformada en todo el año 2011) para poder avanzar en el debate sobre los criterios de evaluación de las materias optativas y así avanzar de forma democrática en la selección de las mismas.

Sin embargo, esto no sucedió. Incluso esta situación se produjo con el agravante de que nuestros consejeros electos no supieron de los proyectos presentados hasta 48 hs. antes de la reunión de Junta de Carrera. Consideramos que para dar un debate serio y decidir sobre la futura oferta de materias optativas es necesario que los consejeros reciban los proyectos con la suficiente antelación que requiere evaluar 22 proyectos}. [ver comunicado]

¿Qué pasó finalmente en la Junta de Carrera del 20 de octubre de 2011?

Tal como lo preveíamos, no existió ningún tipo de debate serio, los consejeros afines a la gestión postularon que todo siga como está hasta el momento. Relaciones del Trabajo ofertará las mismas 16 materias optativas que hace años, sin ningún tipo de revisión o consideración hacia los profesores que han presentado proyectos nuevos en tiempo y forma.

La postura de Democratización RT en la Junta de Carrera, expresada por nuestra consejera graduada Silvia Garro, consistía en la conformación de la Junta de Carrera en Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular para poder debatir sobre los criterios de evaluación y los pasos a seguir para seleccionar las materias a ofertar; o, en caso de no conformarse la Comisión, aprobar todos y cada uno de los proyectos presentados para la oferta del año 2012, antiguos y nuevos, con la promesa de debatir con el tiempo necesario las propuestas para el año 2013.

También presentamos otra moción: que se pida prórroga a la Secretaría Académica y se otorgue un plazo estimado en 30 o 60 días para discutir con la seriedad que amerita, máxime cuando se presentaron propuestas novedosas como ser una materia vinculada a migraciones y trabajo, otra sobre nuevas tecnologías y Relaciones del Trabajo o una sobre estructuras sindicales Latinoamericanas en perspectiva comparada, entre otras.

La postura de la mayoría

Los representantes por la mayoría optaron por la moción más conservadora: ofertar las mismas materias optativas para el 1° cuatrimestre de 2012 sin ningún tipo de revisión y sin considerar los nuevos proyectos presentados.

Una vez más, la gestión actual y sus consejeros aliados nos muestran la ausencia total de apertura al debate democrático que redunde en beneficio de la calidad de enseñanza. Prefirieron hacer una inexplicable distinción entre “anteriores” y nuevas” como si las anteriores por el sólo hecho de existir no ameritaran ningún tiempo de discusión. Este manejo irregular y discrecional de las materias optativas, coloca a los docentes en la situación de estar a los designios de la gestión, en lugar de producirse un debate que incluya los derechos de todos los actores involucrados. Cabe destacar como ejemplo, que Héctor Angélico participó en la materia “De la Globalización a la Economía Solidaria”, luego en la asignatura “La flexibilidad en el contexto de las Empresas”. Posteriormente pasó a la materia “Las relaciones de Trabajo en las formas asociativas” y al mismo tiempo se creo la materia sobre gestión en las PyMES a su cargo en la que además revista la actual Directora en carácter de Adjunta. Basta este ejemplo para comprender la resistencia de la gestión por discutir seriamente sobre las materias optativas.

A pesar de la apertura a la presentación de proyectos, hecha sólo por las presiones que logramos instalar con nuestra participación en el Consejo Directivo, las propuestas no se debatieron ni consideraron, con el agravante de la exclusión por completo de las nuevas e interesantes propuestas, desincentivando de este modo la participación de la comunidad académica en este tipo de instancias que no son más que aportes para el desarrollo de nuestra disciplina.

En breve publicaremos un resumen completo de la Junta de Carrera del 20 de octubre de 2011.

DEMOCRATIZACIÓN RT
Estudiantes, graduados/as y docentes en Relaciones del Trabajo

imprimir