Desde Democratización RT denunciamos la censura y violencia institucional impartida por las autoridades de la Carrera. 

El viernes 23 de abril se llevó a cabo la primera Junta de Carrera de RT de manera virtual por videoconferencia. En esta ocasión, la Dirección sentó un precedente inédito para la democracia universitaria tras haber decidido prohibir el ingreso a la sala, de forma simultánea, tanto a consejeros/as titulares como a sus suplentes, pertenecientes a los espacios de oposición. Pese a las reiteradas demandas para que se habilite el ingreso a todos/as los/as miembros de Junta, esto no ocurrió, pero sí se permitió la permanencia simultánea de consejeros titulares y suplentes por la agrupación UES como se puede observar en la captura de pantalla. 

Es decir, no hay ningún criterio más que acallar las voces que no son de la agrupación que gestiona la Carrera y su aliada UES. ¿Acá no denuncia atropellos la UES? 

Por si fueran pocas las arbitrariedades, una vez iniciada la sesión, dos docentes mujeres, de amplia trayectoria en la Carrera, pidieron la palabra para realizar denuncias por abuso de poder, discriminación, acoso laboral y de género, que involucran de modo directo a las autoridades de la Carrera de Relaciones del Trabajo. Lejos de brindar una intervención adecuada frente a presentaciones de tal magnitud, tanto el Secretario Académico Luis Roa como el director de la Carrera Mariano Battistotti y el consejero directivo y representante de junta Hernán Sandro, resolvieron desentenderse de la responsabilidad institucional que los asiste frente a las denuncias formuladas en las que se encuentran implicados. Esto supone una violencia más hacia las docentes. Tras ignorar por completo los hechos narrados continuaron la sesión pasando un PPT como si nada de eso hubiese ocurrido. Estamos ante una situación de gravedad sin precedentes y que constituye un verdadero escándalo. 

Una Junta restrictiva

Tras diez meses sin Junta de Carrera (la última fue en junio del año pasado), el viernes 23 de abril se llevó a cabo la primera reunión de 2021, tras una solicitud por parte de Democratización DRT presentada en el mes de febrero. Como anticipo de sus prácticas arbitrarias, la Dirección de Carrera convocó a reunión de Junta con apenas 48 horas de anticipación, sin siquiera consensuar un día de encuentro con quienes la integran. Desde hace más de diez años, venimos solicitando coordinar las sesiones de manera colectiva, a fin de democratizar este espacio y que todos/as puedan participar y oír a todas las voces de nuestra comunidad académica. 

A  pesar de nuestras demandas de permitir el ingreso a quien quiera presenciar la reunión (no olvidemos que la Junta de Carrera tiene carácter público), la gestión con el aval de su agrupación Prioridad RT y la UES decidió sesionar prácticamente a “puertas cerradas”

¿Acaso alguien que no se sienta representado/a por uno de los espacios políticos que integra la Junta no tiene el derecho de hacer escuchar voz? ¿Acaso no tienen derecho estudiantes, graduados/as y docentes a realizar un pedido de palabra?   

La excusa por parte de la gestión fue que se estaba transmitiendo por el canal de YouTube de la Carrera, aunque al poco tiempo de iniciada la Junta también decidieron inhabilitar los comentarios de esa plataforma, justamente cuando una profesora intervino. Nuevamente, dejaron sin voz a quienes no se encontraban en el Zoom.

Más arbitrariedades y trato discriminatorio

Luego de que el director Mariano Battistotti y el secretario académico Luis Roa hicieran caso omiso a los reclamos por las arbitrariedades en el ingreso, desde el espacio que propuso a Escobar para la dirección (hoy “Somos RT”) denunciaron discriminación hacia los espacios políticos de oposición. Por un lado, se refirieron al desplazamiento de varios docentes de la Maestría en Ciencias Sociales del Trabajo dirigida por Cecilia Senén González, integrante de Prioridad RT. Senén González reemplazó a esos docentes por un integrante de la cátedra a su cargo y otros/as docentes afines al espacio que dirige la Carrera. Cabe destacar que el director Mariano Battistotti es el Secretario Académico de dicho posgrado. 

Por otro lado, se mencionó la falta de consensos en torno a la creación de las diplomaturas y asignación de docentes para su dictado. Una gran parte de las diplomaturas funcionan como el brazo complementario de asignación de contratos vía Extensión Universitaria para los militantes de Prioridad RT y la UES. Como prueba, basta contrastar los cargos y contratos con los/as integrantes de esas agrupaciones. 

Desde la gestión se insistió numerosas veces en que esos temas no corresponden a la órbita de la Junta de Carrera. No obstante, fiel al doble discurso que caracteriza a Prioridad RT y UES, a los pocos minutos el propio director enumeró en su informe de gestión, PPT mediante, acciones realizadas tanto en las diplomaturas como en la maestría. 

¿En qué quedamos? ¿Incluimos o no incluimos el debate de las diplomaturas y maestría en la Junta de Carrera?

Además, es preciso señalar que los/as docentes se encontraban denunciando una situación de discriminación y desde la gestión se puso foco en cuestiones de corte administrativo antes de reflexionar acerca de las denuncias en sí mismas y la situación de quienes denuncian. ¿Cómo puede ser que estudiantes, graduados/as y docentes de Relaciones del Trabajo decidan hacer oídos sordos a denuncias sobre acoso y violencia laboral? ¿No tienen nada para decir sobre esto? ¿O la violencia laboral sólo es para vender diplomaturas y actividades para afuera? ¿Cómo podemos aceptar estos hechos en los espacios que ocupamos? 

El silencio también es complicidad

Luego de que no se les diera curso a las denuncias realizadas, el espacio opositor que llevó a Escobar a la dirección, decidió retirarse de la reunión. 

El primer tema para tratar refería a la renuncia de la integrante Daniela Angelone, miembro de Junta por parte de DRT en el claustro de graduados/as y su reemplazo por Christian Scocco. Se explicó que el reemplazo respondía a cuestiones delicadas de salud. El pedido fue realizado el 15 marzo 2021 vía correo electrónico a las autoridades de la Carrera. No obstante, horas antes de la reunión, Luis Roa solicitó la asistencia de la compañera Angelone para dar explicaciones frente al resto de los y las integrantes de Junta. 

¿Era necesario exponer a tal situación a una compañera que expresó que debía dejar su banca por cuestiones de salud?   

Pasada la hora de reunión, comenzó el tercer punto del orden del día, que correspondía a la conformación de las comisiones. El secretario académico Luis Roa procedió a comunicar la propuesta por parte de la Dirección la que, amparándose en un tope de 8 integrantes por comisión, tuvo como único objetivo eliminar a nuestro espacio de la conformación de estas. 

Resulta notable que utilicen el reglamento solamente para cercenar derechos de las minorías pero no para tratar los pedidos docentes u otras funciones relevantes que se desprenden claramente del mismo y no se cumplen.

Cuando Prioridad RT no contaba con una mayoría automática en la Junta acusaban al reglamento de restrictivo y pedían el ingreso de más integrantes para dar mayor pluralidad de voces, a lo que nunca nos negamos. Ahora, parece que repentinamente cambiaron de idea, como tienen mayoría automática, la diversidad de voces no parecen importarles mucho.

Desde Prioridad RT sostuvieron que esa decisión se tomaba porque “las comisiones no funcionaban”. ¿En qué se basaron para realizar dicha afirmación? 

¿Cómo pueden mentir tan descaradamente a la comunidad académica si hay actas que señalan lo contrario?  

Si hay un espacio que puede dar cuenta de lo que se hizo o no en las comisiones es Democratización RT dado que jamás faltamos a una reunión toda vez que se convocó. 

En el año 2020 la gestión ni siquiera convocó a comisiones. Durante 2018-2019 las comisiones funcionaron. No con todas las facultades que deberían porque la gestión resiste tratar allí todos los pedidos docentes tal como indica el artículo 14 inciso d del reglamento. Solamente trataron los jurados de concursos porque el Consejo Directivo los obliga. En esos años en que se trataron jurados de concurso docente, se pidió desde DRT paridad de género en los jurados, se debatieron y consensuaron áreas de vacancia para poder elegir así materias optativas que no devengan en un curso de formación. ¿Por qué se sostiene la mentira insistiendo en que las comisiones no funcionaban

Una vez más, el reglamento se aplica solo si les resulta conveniente a sus intereses.

Toda esta maniobra de Prioridad RT motorizada por el abogado Luis Roa fue para dejar afuera de las comisiones a Democratización RT. ¿Qué opinan nuestros/as votantes? ¿Por qué será que aun teniendo mayoría les molestamos tanto?

De este modo, la gestión de la Carrera, UES y Prioridad RT pretenden quitar una voz de un espacio de oposición en el claustro de graduados/as y auxiliares docentes. 

No es algo menor, porque los auxiliares docentes son la mayoría del cuerpo docente de la Carrera. El claustro de profesores está sobrerrepresentado dado que sólo votan cerca de unos cien profesores (solamente titulares y adjuntos) frente a miles de estudiantes y cientos de graduados/as y auxiliares docentes. 

Como mencionó nuestro representante Christian Scocco en la Junta, la representatividad del claustro es un debate en sí mismo ya que, al no existir un claustro único docente, ayudantes de primera y Jefes de Trabajos Prácticos también votan como graduados/as de RT, por más que no sean egresados/as de la Carrera. 

¿Sabías que docentes de otras disciplinas que dictan clases en nuestra Carrera votan como graduados/as?   

Así, nos encontramos en el peor de los mundos: los/as auxiliares docentes no tienen quien los represente como docentes porque votan como “graduados/as”. Además, en el claustro de graduados/as votan muchos/as que no son graduados/as, desdibujando así la representación y demandas del claustro. 

¿Será por eso que nuestras propuestas para mejorar la defensa de nuestras incumbencias profesionales nunca tienen tratamiento?   

Frente a esta decisión arbitraria de dejar afuera a un espacio de la oposición, la profesora Silvia Garro solicitó al representante Christian Scocco que le pida la palabra. La profesora señaló que su intención era hacerse presente para fundamentar los proyectos de defensa de las incumbencias profesionales presentados. 

No obstante, ante la situación de violencia presentada lamentó de la actitud que sostuvo la gestión de la Carrera desde el inicio desactivando el chat, impidiendo el ingreso de integrantes de la comunidad académica y restringiendo la participación de espacios de oposición. Sostuvo que le parecía absurdo que se realizaran denuncias de discriminación acoso y persecución política y que desde la gestión se siguiera pasando un PPT y se alegasen cuestiones administrativas, sin reparar en los hechos en sí y en lo que estaban señalando docentes con extensa trayectoria en la Carrera. 

¿Y por casa como estamos?

Además, la profesora sostuvo que las prácticas de acoso a quienes sostienen una postura política de oposición a la gestión es algo que sucede hace años por parte de las autoridades de la Carrera pero que se agravó en los últimos tiempos

Agregó asimismo ejemplos de acoso laboral y violencia de género que padeció y que anunció dará curso por otras vías: falta de reconocimiento del secretario académico Luis Roa a su carácter de profesora a cargo mediante ausencia de todo tipo de respuesta institucional (a los correos electrónicos de rutina, consultas y pedidos formales realizados por las cátedras a su cargo) o bien comunicándose con el único auxiliar docente varón, quien no reviste un cargo jerárquico dentro de la cátedra. Además, denunció que, en un pedido de alta por baja de rutina, observó que apareció en la estructura de la cátedra a su cargo un docente varón de otra materia con un cargo jerárquico por encima de ella en la estructura, lo cual configura un caso claro de violencia de género. El secretario académico no se comunicó ni una sola vez para dar respuesta y solucionar esta irregularidad. 

En breve estaremos aportando mayor cantidad de información sobre este caso y otros que nos han reportado. Invitamos a los/las docentes a comunicarse con nosotros/as para contarnos su situación independientemente de sus espacios de pertenencia. 

 ¿Qué hicieron las mujeres de la UES y Prioridad RT ante estas denuncias? Absolutamente nada.   

Parece que las cuestiones de género y de acoso importan “para afuera”. El colmo de la violencia de esta situación fue escuchar al graduado Miguel Díaz solidarizarse con los varones denunciados. 

Resulta increíble el lugar al que llegamos, ante semejantes denuncias, los integrantes de la UES y Prioridad RT quisieron seguir el “show del flyer” como si no pasara nada. Ante esta situación, nuestros representantes se levantaron de la reunión y se retiraron. 

No tan increíble como que el propio Luis Roa después de todo lo sucedido anuncie con total desparpajo e impunidad que desde la Facultad se quiere dar ¡una capacitación de género a los/las integrantes de la Junta de Carrera!

Esta sesión de Junta nos muestra el agravamiento de las acciones arbitrarias y discriminatorias de la Dirección. Para los espacios afines hay flexibilidad en la interpretación del reglamento y en la posibilidad de participar en las sesiones. Para los espacios opositores, no. Para ellos, solo hay violencia institucional. La discriminación es una forma de violencia. 

Es hora de frenar estas prácticas. No nos podemos callar más frente a una Carrera que se jacta de hacer actividades para afuera y vender diplomaturas sobre género y el Convenio 190 de la OIT sobre violencia y acoso laboral, pero al mismo tiempo bloquea la participación de los diferentes espacios y acosa a los/as docentes pertenecientes a espacios de oposición. 

¿Qué dirán las autoridades del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de estas prácticas? ¿Y las compañeras que trabajan en el Ministerio de las Mujeres géneros y diversidad? ¿Qué dirán los compañeros/as del consejo asesor sindical? Habrá que contarles lo que sucede. ¿No les parece?

Nosotros decimos: empecemos por casa

imprimir