En el marco del tratamiento de materias optativas para el ciclo 2020, en el día de ayer, 4 de noviembre, hubo una nueva reunión de la Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular. La anterior sesión tuvo lugar el pasado viernes pero pese a que desde Democratización RT fuimos con todas las propuestas analizadas como para debatir, lxs consejerxs del resto de las fuerzas no habían cumplido con ese deber o, en el mejor de los casos, lo habían hecho parcialmente sin posibilidad de discusión de fondo. En este contexto, se acordó entre todxs lxs representantes de los tres claustros el compromiso de elevar un listado de materias, a partir de las cuales comenzar a construir un consenso entre los diferentes espacios políticos. Así lo hicieron Democratización RT, la Lista 20 y Prioridad RT (actual gestión de la carrera, a pesar de que a la última comisión no asistió ninguno de sus consejeros) que cumplieron con lo acordado, enviando un listado de materias con el fin de discutir sobre los puntos de acuerdo y desacuerdo. Aún con las grandes diferencias que tenemos con las prácticas políticas habituales de esas fuerzas, las propuestas de los tres espacios coincidían en 26 de los 43 módulos disponibles, lo cual allanaba la discusión e incluso representaba un avance en el debate sobre la oferta de materias optativas, fruto del esfuerzo e insistencia de nuestro espacio en sus 10 años de existencia.

La agrupación UES, mayoría por el claustro estudiantil, nunca se mostró a gusto con la posibilidad de llegar a un acuerdo. El día viernes sus representantes ya habían dado señales en ese sentido, al afirmar que no habían leído las propuestas, que no iban a consensuar, que no tenían voluntad de asistir a una nueva comisión y que se limitarían a presentar un listado para que sea considerado en la próxima Junta de Carrera. Por lo que no fue ninguna sorpresa que no elevasen un listado para su discusión en la Comisión de ayer, aún cuando se habían comprometido a hacerlo. De sus 8 consejerxs (4 titulares y 4 suplentes) solo se hicieron presentes 2. Al comenzar la reunión se excusaron nuevamente diciendo que no tenían una propuesta y que la “elevarían a la brevedad”. Considerando que la Junta de Carrera estaba prevista para el miércoles 07 de noviembre, queda claro que esta maniobra dilatoria simplemente era una forma de negar la discusión y vaciar el espacio. Es decir, al cabo de 3 reuniones de comisión (lunes 28/10, viernes 01/11 y lunes 04/11) no fueron capaces de presentar siquiera un propuesta preliminar, discutir criterios o fundamentar la defensa de algunas de las materias que desde nuestro espacio pusimos sobre la mesa porque no cumplían con los requisitos solicitados. A esta altura, cabe preguntarse si se tomaron el trabajo de leer y analizar cada una de las materias, es decir, si hicieron el trabajo al que se comprometieron con su electorado.  

A pesar de ello, considerando que los espacios, que sí trabajaron y cumplieron, coincidían en un listado de 26 materias (de las 60 propuestas presentadas), Democratización RT propuso, en pos de reflejar los acuerdos alcanzados, elaborar un dictamen que incluyera las asignaturas sobre las que había consenso, tal como lo establece el reglamento de Junta de Carrera. Paradójicamente, lxs representantes de la UES se opusieron bajo el argumento de que se los excluía del dictamen. En otras palabras, la única agrupación que, luego de tres semanas y tres reuniones de comisión, no leyó las propuestas ni elaboró un listado de materias sostenía que se la excluía de un dictamen de Comisión, el que, vale la pena aclarar, no es “palabra santa” sino que debe ser evaluado por el conjunto de la Junta de Carrera.

En esta ocasión, fue la agrupación UES que impidió el debate serio y la construcción de consensos. Desde Democratización RT consideramos que cada espacio político debe asumir con responsabilidad los cargos para los que fueron electos. En este sentido, no hay excusas para la UES (al menos que no sea impedir la discusión): las propuestas estaban disponibles y los plazos claros. Si realmente hubieran tenido el interés de llegar a un consenso, o al menos dar una discusión seria, habrían cumplido con la lectura y la presentación de una lista, tal como lo hicieron los otros espacios. 

Frente a una posible e injustificada victimización de la UES y la dificultad para acordar un dictamen, nuestrxs representantes decidieron no continuar con la reunión, ya que no tenía ningún sentido. La única agrupación que no había trabajado, que no tenía propuestas, acusaba a la Comisión de excluir e ignorar a la mayoría del claustro estudiantil. En estas condiciones no era posible realizar un dictamen. Pero tampoco continuar con la discusión, ya que la UES no tenía ninguna propuesta a considerar. No se puede excluir una voz que no habla. O que habla solo para hacer callar las voces de otrxs. Por otra parte, cabe destacar, que en la reunión se aclaró que la Comisión puede elaborar más de un dictamen, que exprese la postura de todxs sus miembros. Es decir, la UES podría haber realizado un dictamen por minoría, pero solo querían montar un show para instalar la idea de una exclusión que no existía. Queda claro que el único objetivo de la UES es colocar materias para así armar una lista de profesores afines, aunque ello suponga incorporar militantes de otras carreras (sin siquiera incluir estudiantes o graduadxs de RT), o que se incluyan contenidos que fomentan abiertamente una mirada neoliberal sobre nuestra disciplina.

Al finalizar, en la puerta de la Dirección ya se encontraba Cristian Bay, quien en más de una oportunidad se hizo presente en la discusión de optativas para instruir a sus consejerxs y amedrentrar al resto, incluido nuestro espacio. ¿Qué tiene que hacer un militante de Ciencia Política de la UES y cuestionado ex-funcionario de FSOC participando en las decisiones de Relaciones del Trabajo?

Desde Democratización RT continuaremos abogando por el diálogo y la construcción de consensos, siempre en el marco de respeto por los órganos institucionales y por la diversidad. Siempre, desde la firme convicción de que los destinos de nuestra carrera deben ser producto de discusiones propias sin la injerencia de terceros que vengan a “iluminarnos” con fines espurios. 

imprimir