Durante el 2018 la Dirección de la Carrera de Relaciones del Trabajo apostó a mostrarse públicamente con mayor actividad en relación a la convocatoria de Juntas y comisiones; pero ¿acaso estos ámbitos funcionaron realmente como un espacio democrático en el cual se dirimieron los asuntos más importantes de nuestra carrera? DRT te cuenta lo que sucedió, y devela la continuidad de una serie de prácticas autoritarias, personalistas, nepóticas y que continúan posicionando a nuestra carrera en un lugar relegado, tanto dentro de nuestra facultad como en la sociedad.

¿Qué pasó con la Reforma del Plan de Estudios?

En la primera Junta de Carrera de este año se prometió que se convocaría a una comisión especial para la Reforma del Plan de Estudios. Dicha comisión fue encabezada por Viviana Vega, en su rol de encargada de llevar adelante el proyecto de reforma del plan de estudios y fue convocada una sola vez durante todo el año. Cabe aclarar que Hernán Sandro delegó esa función en una docente que no es graduada de RT ni se ha desarrollado profesionalmente en ámbitos vinculados a nuestras incumbencias. La “Prioridad RT”, es solo un slogan vacío de sentido práctico e institucional.

En dicha comisión se ausentó todo el oficialismo, así como también el Director de la Carrera. ¿Acaso no es importante para ellxs tratar la reforma del plan?  Leé acá el resumen de esta comisión.

Se convocó a otra comisión para el 15/08 pero fue cancelada por la Dirección de la Carrera y nunca se reprogramó. Del mismo modo, la carrera convocó a unas “Jornadas de incumbencias del profesional de RT”, enmarcada en las discusiones del plan de estudios, la cual no fue siquiera informada a los miembros de la comisión, pero también fue suspendida y no se dió a conocer una fecha de reprogramación. Leé acá la nota que presentamos en repudio a esta actividad.

En tanto, la posibilidad de aggiornar nuestro plan de estudio para poder incorporar las discusiones actuales del mundo del trabajo no es una prioridad. En este marco nos preguntamos si acaso la Dirección de la Carrera espera cambiar los cargos que supondría la reforma por apoyo electoral para el próximo año.

¿Qué pasó con el IV Congreso Internacional de RT?

Si bien en la Junta de Carrera del 31/05 se dijo que se iba a crear una comisión especial a tal fin, desde DRT nunca recibimos invitación a participar de ninguna reunión en lo que competía a organización del congreso. Lxs consejerxs nos enteramos del congreso por la comunicación pública que circuló por lo canales institucionales pero nunca se nos invitó a participar tal como se habían comprometido. Luego de reclamarlo en la segunda junta de carrera del 8 de octubre, se nos invitó a una reunión donde, a un mes del Congreso, sólo tenían los ejes y coordinadores de ejes elegidos (y aún no sabemos qué criterio usaron para elegirlos) entre los que se encontraban (como no podía ser de otra manera) lxs amigxs más íntimxs de la actual gestión.

Además, en la primera junta de carrera se había acordado crear un eje sobre Reforma de Plan de Estudios, lo cual no existió en el Congreso.

De las comisiones permanentes:

1 – Docencia y Concursos

Si bien la Secretaría Académica se comprometió en el primer encuentro a tratar todas las altas, bajas y modificaciones (ABM) en la comisión, el director Hernán Sandro decidió hacer caso omiso a ese acuerdo y enviar al Consejo Directivo ABM docentes en RT en reiteradas ocasiones. El punto álgido del año se presentó cuando  decidieron arbitrariamente otorgar una renta en el marco de la materia CyMAT al consejero por el claustro de graduadxs, Marcos Ambrusso, que encabeza la lista opositora y decidió traicionar a su espacio. La maniobra quedó aún más al descubierto cuando un profesor adjunto declaró que tanto él como el titular, no sabían que se estaba aprobando un alta en su cátedra. Esta asignación fue tan escandalosa (y vergonzosa) que en la sesión del Consejo Directivo donde se trataba el expediente el director de la carrera se vio obligado a presentar una nota para retirar la designación.

A pesar de nuestro pedido de retroceder el expediente para tratarlo en Junta de Carrera, como indica el reglamento, el CD solo retiró el punto solicitado por el director, ya que en el mismo expediente se encontraban otros cargos docentes de personas muy allegadas (y militantes) de la gestión de prioridad de RT. Nuevamente las carreras académicas y los derechos laborales de lxs docentes quedan a merced de los intereses políticos de las autoridades de turno. Leé el comunicado completo acá.

Además, en esta comisión se trataron la renovación de los concursos de: Vega, Dobarro y Senén González (dos de las cuales se encuentran íntimamente ligadas a la gestión).

La Secretaria Académica entregó “estructuras de cátedra”, aunque en realidad se trataba de un listado de qué materias tenían profesores (titulares y adjuntos) rentados sin aclarar siquiera el nombre y apellido de las personas.

2 – Comisión de seguimiento y evaluación curricular

Es la comisión que estuvo más activa este año, a pesar de haber contado con sólo 3 encuentros. No obstante, las materias optativas (que deben tratarse en este espacio institucional y elevarse en forma de propuesta a la Junta de Carrera) se aprobaron sin ningún tipo de debate sobre sus programas. En este espacio institucional lxs consejerxs de DRT logramos definir las áreas de vacancia de nuestro plan de estudio a las que debieran adscribir las propuestas de materias optativas presentadas. Además, logramos fijar un procedimiento y cronograma para su tratamiento. Sin embargo, pese a nuestros esfuerzos y presiones políticas por institucionalizar el debate sobre las materias optativas, se aprobaron sin ningún tipo de discusión sobre sus programas. En este sentido, cómo se aplicaban a las áreas de vacancia (muchas de ellas repiten contenido) y sin tener estudiantes o graduadxs de RT en su cuerpo docente. ¿En serio podemos decir que la Prioridad es RT cuando el 40% de las materias que se aprobaron no tienen estudiantes ni graduadxs de RT en su equipo docente?

Lo llamativo es que desde lxs consejerxs del oficialismo (Prioridad RT + UES), quienes nunca debatieron en comisión los criterios (los primeros por su ausencia y los segundos por ni siquiera intervenir en los encuentros), obligaron al resto a votar un paquete cerrado de materias sin debatir contenidos. Cuentan con la mayoría ¿eso los habilita a vaciar de debate los espacios institucionales creados a tal fin? Lee el comunicado completo de la última Junta de Carrera acá.

Además, es importante mencionar la reciente resolución del Consejo Directivo sobre “Transversalización de la perspectiva de género en las materias”. En relación a este punto, llama la atención que no se haya aprobado la materia “Abordajes de la diversidad Sexual en el Trabajo”, la cual fue la única de las propuestas presentada de esta área de vacancia que propone una mirada que considera al colectivo LGTBIQA+, dictada íntegramente por graduadxs y estudiantes de RT.

En la sesión del consejo directivo del día 4 de diciembre acudimos a denunciar lo que había sucedido, pero como suele suceder, los miembros del consejo aprobaron sin siquiera interesarse por lo sucedido.  Lee acá el comunicado completo.

¿Qué pasó por fuera de estos espacios?

  • Al mejor estilo PRO, la carrera utiliza los colores partidarios para emitir comunicados institucionales.
  • La Carrera utiliza prácticamente de canal oficial el grupo de facebook que Mauro Campilongo robó a DRT (una persona apropiándose del trabajo colectivo y entregarlo como “ofrenda” para entrar en el círculo de Sandro) que elimina y bloquea a lxs integrantes de DRT que participaban activamente en el grupo. ¿Nos eliminan por pensar distinto?
  • La Dirección de la Carrera no responde los mails que “no le conviene”; insistimos numerosas veces en la reprogramación de reuniones de comisión y encuentros pero deciden ignorarnos.
  • Se aprobó la designación de Ricardo PIÑEYRO PRINS como Director del Centro de Estudios e Investigaciones en Relaciones del Trabajo (CEIRET) por un período de un año, y se designó a Ernesto AGUIRRE, Héctor ANGÉLICO, Guillermo NEIMAN, Pablo MARSAL, Elsa LLENDERROZAS, Hernán SANDRO y Ana CATALANO como miembros del Consejo Asesor del mismo organismo. ¿Acaso eso no debería debatirse, al menos, dentro de los ámbitos institucionales de nuestra carrera? Recordamos, tal como hemos denunciado en reiteradas ocasiones, que el CEIRET ha sido desde su creación un espacio con escasa/nula actividad y producción de cara a la comunidad de RT y cuyo oscuro manejo (en manos de Héctor Angélico), ahora es compartido por la dirección actual que con sus “aires de cambios” alegaba prácticas más democráticas. Nuevamente, la convocatoria no fue abierta, no sabemos qué criterios se utilizaron para elegir a sus miembro. Mientras tanto, la lista 10 continúa siendo cómplice de este vaciamiento apoyando una nueva conducción que no supone avances en el fortalecimiento institucional de nuestrxs graduadxs en el ámbito de la producción de conocimiento.
  • A pesar de las promesas de campañas, teniendo en cuenta que la vicedecana es profesora en la carrera, no se logró ningún recurso para RT.

Leé acá todas las notas y proyectos presentados por DRT durante el 2018.

En síntesis, pese a los esfuerzos realizados por Hernán Sandro y los funcionarios de la Carrera por fortalecer una imagen de diálogo y transparencia, permanecieron las prácticas autoritarias, el otorgamiento de cargos por apoyos políticos y se continuó con la inacción y negligencia de siempre en materia de fortalecimiento de nuestra disciplina.

imprimir