Como obrero que soy he vivido entre los míos; he dormido en sus guardillas y en sus cuevas; he visto prostituirse la virtud a fuerza de privaciones y de miseria y morir de hambre a hombres robustos por falta de trabajo. Pero esto lo había conocido en Europa y abrigaba la esperanza de que en la llamada “tierra de la libertad” no presenciarla  estos tristes cuadros. Sin embargo, he tenido ocasión de convencerme de lo contrario. En los grandes centros industriales de EE.UU. hay más miseria que en las naciones del Viejo Continente. Miles de obreros viven en Chicago en habitaciones inmundas, sin ventilación ni espacio suficiente; dos y tres familias viven amontonadas en un solo cuarto y comen piltrafas de carne y algunas verduras. Las enfermedades más crueles se ceban en los hombres, en las mujeres, en los niños. ¿Y no es esto horrible en una ciudad que se reputa civilizada? … De ahí, pues, que haya aquí más socialistas nativos que extranjeros, aunque la prensa capitalista afirme lo contrario con objeto de acusar a los últimos de traer la perturbación y el desorden 1.

Michael Schwab, de oficio encuadernador, uno de los mártires de Chicago, ante el tribunal que lo condenó a muerte en 1886.

 

El primero de mayo se constituyó en el Día de los Trabajadores para rememorar los hechos sucedidos el 1° de mayo de 1886 en la ciudad de Chicago, EE.UU. En esa fecha un grupo de trabajadores organizó una movilización popular en reclamo de la jornada laboral de ocho horas. Los obreros fueron brutalmente reprimidos y muchos de sus dirigentes encarcelados por las autoridades.

Entre los detenidos estaban los dirigentes anarquistas Adolph Fisher, Augusto Spies, Albert Parsons, George Engel, Louis Lingg, Michael Schwab, Samuel Fielden y Oscar Neebe. Los cuatro primeros fueron ahorcados el 11 de noviembre de 1887, mientras que Lingg prefirió quitarse la vida, Miguel Schwab y Samuel Fielden fueron condenados a prisión perpetua y Oscar Neebe a 15 años cárcel.

Esta breve mención no pretende agotar el tema sino llamar la atención sobre el profundo sentido político de esta fecha. Además de los libros sobre historia del movimiento obrero, hoy podemos contar con mucha información disponible en Internet, como entrevistas a historiadores de distintas tendencias, videos y diversos documentos.

Por este motivo, más que informar sobre lo que sucedió en esa fecha escribimos este recordatorio con la intención de remarcar que se trata de un día histórico de reivindicación para la clase trabajadora y por lo tanto, de reflexión para nuestra disciplina debido a su importancia en la construcción de la relación entre el capital y el trabajo.

Los estudiantes, graduados y docentes que conformamos el Espacio Democratización RT nos pronunciamos por el respeto y la defensa de los derechos individuales y colectivos de los trabajadores, en cualquier ámbito de inserción que nos toque desempeñarnos.

Asimismo, descreemos del falso progresismo “hacia afuera” y sostenemos la importancia de “empezar por casa” y velar por el respeto irrestricto de los derechos de los trabajadores docentes de nuestra Carrera. Nos manifestamos una vez más por el pleno funcionamiento de la Comisión de Docencia y Concursos, por el tratamiento del reparto de recursos para docentes en la Junta de Carrera, de modo público y siguiendo criterios de equidad distributiva; por la culminación inmediata de las persistentes prácticas clientelares; por la publicación de la estructura completa de todas las cátedras; por el cese de las prácticas discriminatorias y de exclusión y hostigamiento a algunos docentes.  Sólo así entendemos que se puede abogar por “trabajo decente”.

De esta manera, creemos hoy que es el mejor homenaje real y concreto que podemos hacer para recordar el Día Internacional de los Trabajadores y Trabajadoras.

imprimir