Estimad@s, transmitimos a continuación una carta redactada por un grupo de docentes y graduados de la Facultad en rechazó a la realización de una charla de la empresa Unilever en nuestra Facultad.

Esta carta cuenta con la adhesión del Espacio Democratización RT, y también se reciben adhesiones individuales en contacto@democratizacion-rt.com.ar que nos encargaremos de enviar. Solo hay que incluir el nombre y apellido y si son estudiantes,graduados o docentes de la carrera.

DEMOCRATIZACIÓN RT
Estudiantes, graduadXs y docentes en Relaciones del Trabajo

Carta Abierta al Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y a la Comunidad Académica

Sr. Decano de la Facultad de Ciencias Sociales
Prof. Sergio CALETTI

El Día 19 de Septiembre del corriente, a través de la mail-list de graduados de la facultad, hemos recibido una convocatoria conjunta de la Secretaría de Extensión Universitaria con la empresa Unilever. S.A. a una apertura del programa “Jóvenes Profesionales 2011” a realizarse en el Auditorio de la Sede Santiago del Estero de nuestra facultad el 20 de septiembre de 2011. El lema de este Programa fue “Porque me gustan los desafíos quiero trabajar en una empresa que me los proponga” estaba dirigido a estudiantes de los últimos años de las cinco carreras de nuestra facultad y graduados recientes, y venía acompañada por publicidad institucional de esa empresa.

Pese a que según información oficial de la Facultad la actividad se habría cancelado, no queremos dejar de expresarnos a través de esta carta abierta para hacerle llegar nuestro rechazo a que la Facultad de Ciencias Sociales co-organice eventos que ponen al servicio de empresas privadas la apropiación de un bien social como es la educación universitaria y su producción.

En nuestra facultad, existe una tradición de convenios y acuerdos con organizaciones e instituciones, cuyo el criterio fundamental fue que estas plantearan una actividad de aprovechamiento social/comunitario y que no pudieran costearse una agencia de empleos. La empresa Unilever S.A. claramente no cumple con ninguna de estas dos condiciones, ya que según sus propios datos en 2010 tuvo ventas por 928 millones de euros en 180 países.

Por otra parte, Unilever S.A. se postula como una empresa que cuida el medio ambiente (“Porque yo cuido el medio ambiente, quiero trabajar en una compañía que también lo cuide”, rezaba también la convocatoria), afirmación dudosa si se tiene en cuenta los múltiples reclamos por contaminación en varios puntos del planeta. En el contexto local, es una de las empresas del Polo Petroquímico de Dock Sud que han sido demandadas por ser consideradas de alto riesgo contaminante, en el marco de la causa judicial “Beatriz Mendoza” por la degradación ambiental de la cuenca del río Matanza- Riachuelo.

El servicio de empleos de la facultad tiene como objetivo ayudar a la inserción laboral de los graduados de la Facultad, pero de ningún modo es una agencia de empleos o una agencia de marketing y propaganda de empresas, y mucho menos de una multinacional. En este caso, también los medios de difusión de la facultad se han puesto el servicio, sin más, de una vulgar propaganda.

Es conocida y ha movilizado a docentes y estudiantes por igual la situación de los edificios de Sociales. Aunque limitadísima y obsoleta infraestructura (por lo menos en dos de sus sedes) edilicia de la facultad puede y debe ser facilitada a organizaciones e instituciones públicas que no cuentan con un espacio más adecuado o que promuevan actividades de utilidad social, pero no es aceptable bajo ningún punto que puede ser explotada para actividades que impliquen un lucro privado y menos aún por empresas que claramente disponen de recursos para conseguir espacios.

Que la Gestión de la Facultad a través de sus Direcciones operativas promueva este tipo de iniciativas aparta a Sociales de nuestras tradiciones más progresistas y de los principios Universidad pública en general. Durante la década de los 90, el movimiento estudiantil y la comunidad universitaria toda han luchado contra la incidencia de las empresas en la Universidad Pública; fue esta una de las banderas más fuertes en la defensa de la educación Superior contra las políticas neoliberales de la educación.

Este tipo de iniciativas no solo parecen ir a contramano de los principios de la Reforma y de las reivindicaciones de la comunidad universitaria en décadas recientes, sino que dejan abierta la puerta para otros acuerdos comerciales con grandes empresas que terminan condicionando la formación de grado e imponen un perfil de graduado exclusivamente orientado a las demandas coyunturales del mercado. Esto ya sucedió en otras facultades, el permanente lobby de los laboratorios en Farmacia y Bioquímica, de las empresas en Ciencias Económicas, de las empresas de Salud en Medicina, son algunos entre muchos otros ejemplos.

Nos preguntamos entonces, ¿qué perfil de graduado se propone formar la Facultad de Ciencias Sociales? ¿Qué concepciones y principios sobre la Universidad Pública operan detrás de estas iniciativas? ¿Qué papel se propone desde la gestión a espacios consultivos como el Consejo Directivo y las Juntas de Carrera? ¿Quiénes, dónde y cómo aprobaron la realización de estas jornadas?.

A través de esta carta, los abajo firmantes rechazamos esta actividad puntual, y cualquier otra del mismo tipo en el futuro, exigimos una explicación pública y ratificamos nuestro compromiso con los principios de la Reforma las banderas de las luchas universitarias contra las reformas neoliberales de la Universidad y reivindicamos las tradiciones más progresistas del movimiento universitario en Argentina: Autonomía de los gobiernos y de las empresas, producción de conocimiento crítico y comprometido.

imprimir