1ra Junta de Carrera – La desidia como orden del día

En el día de ayer, miércoles 22 de mayo se llevó a cabo la primera junta de carrera del año, la cual fue convocada el día lunes 20. Además de la presentación del nuevo secretario académico Luis Roa (que poco tiene de nuevo en la gestión de RT), el informe de gestión de 2018 de Hernán Sandro y la conformación de las comisiones de trabajo permanente, se presentaron sobre tablas diversos proyectos por parte de los distintos espacios políticos. Sin embargo, desde DRT habíamos enviado con anterioridad por correo electrónico cuatro proyectos, además de los cuatro presentados sobre tablas, que no fueron incorporados al orden del día, aún cuando se le informó en dos oportunidades al secretario académico y ni siquiera fueron puestos a consideración sobre tablas. Este “olvido ¿voluntario?” tan funcional dejó por fuera uno de los proyectos presentados que suponía la ampliación de los libros de biblioteca en materia laboral. Incluso, cuando propusimos que se apruebe, la UES no quiso aprobarlo, ¿por qué no aprueban un simple pedido que beneficia a les estudiantes? ¿sólo porque no se presenta desde su espacio político?

Al comienzo de la junta, se votó el tratamiento sobre tablas del resto de los proyectos presentados. Llama poderosamente la atención que en el preciso momento en el que se estaban votando la inclusión en el orden del día del proyecto para la ampliación de las incumbencias en el ámbito docente de CABA y GBA (lo cual conlleva mayores y mejores las posibilidades laborales de graduadxs), se acercó uno de los consejeros directivos estudiantiles de la UES (perteneciente a otra carrera de la facultad) y le dijo algo al oído a uno de los miembros de junta; automáticamente todxs les miembros de junta de dicha agrupación bajaron la mano y votaron en contra del tratamiento sobre tablas de nuestros proyectos, incluidos los que beneficiaban a lxs estudiantes. La maniobra fue tan burda que les 4 consejerxs de la UES no emitieron palabra cuando se les preguntó por qué habían bajado la mano repentinamente en el medio de la votación. ¿Acaso RT necesita de “iluminados/as” de otras carreras que nos indiquen qué es lo que tenemos que hacer, decir o votar?

Además, resulta interesante el rechazo a nuestro pedido de declaración por la apertura del debate en torno al Claustro Único Docente, que no fue acompañado por ninguno de los espacios políticos para la inclusión en el orden del día, aún cuando los respectivos espacios a nivel facultad (Lista 10 y Sociales x Venir) se manifestaron abiertamente en la campaña del 2017 a favor de esto. La ciudadanía universitaria docente, no parece ser prioridad.

Se continuó con el orden del día, en lo que respecta a los concursos docentes, se leyeron los que ya estaban presentados y desde la gestión propusieron aprobar un jurados para concursos de los cuales no habían enviado información previa, con lo cual se votó su pase a Comisión de Docencia y Concursos.

Se conformaron las comisiones permanentes y desde DRT solicitamos que también se conforme nuevamente la comisión del Plan de estudios ya que el año pasado se convocó a una sola reunión y la segunda fue cancelada. Lejos quedó la prioridad de la discusión del plan que había instalado con bombos y platillos la vicedecana Ana Catalano en la primera Junta del Año 2018

Luego del tratamiento de una declaración presentada por la lista 20 y dos proyectos de la mayoría estudiantil se trató el pedido realizado por DRT a la gestión de la Carrera para la inclusión en el nomenclador de títulos docentes (es decir, el listado donde figuran todos los títulos que habilitan para trabajar en docencia) del título de Analista en Relaciones del Trabajo  ante las autoridades competentes de la Provincia de Buenos Aires.  El proyecto, que no requería de mayor análisis, se iba a pasar a Comisión pero la gestión se comprometió a hacer el pedido. Desde DRT volvimos a insistir en que no tenía sentido la exclusión de la orden del día del proyecto para la ampliación de incumbencias (es decir, de las materias que estamos habilitadxs a dictar) para el título de la Licenciatura de  Relaciones del Trabajo y el Profesorado de Enseñanza Media y Superior de Relaciones del Trabajo en CABA y GBA; pero lxs miembros del oficialismo, la UES y la lista 20 pidieron el pase a comisión de este pedido. Estamos hablando de oportunidades laborales concretas para graduadxs y estudiantes avanzadxs de la carrera que pueden resolverse fácilmente con un poco de gestión.

Durante todo el encuentro, se observó el intento de deslegitimar el espacio de la junta para el tratamiento de los temas que hacen a la mejora de la carrera, argumentando que se pueden presentar notas de manera informal. En el medio de la discusión, el Director de la Carrera criticó que se haga un “hecho político” por este tema, lo cual resulta curioso dado que lxs consejerxs de la UES montaron una suerte de discursos para la cámara que los filmaba atentamente por cada cosa que presentaron. Parece que el neoliberalismo está nublando algunos sentidos en torno a lo político entre quienes gestionan nuestra carrera.

Respecto a la “Solicitud de informe acerca de la inclusión de la disciplina Relaciones del trabajo en el nomenclador del  SIGEVA UBA y CONICET” el director de la Carrera mencionó que ya estaba en proceso, así que esperamos su resolución.

Sobre el final de la junta, frente a nuestra indignación por los proyectos deliberadamente omitidos, “se abrió” el orden del día. Pero sin interiorizarse demasiado por nuestras propuestas, los proyectos pasaron a comisión en un clima de tensión.

Lo que queda claro, es que este espacio continúa totalmente vaciado de contenido y sólo es puesto en marcha por la gestión cuando requieren algún mínimo formalismo que se solicita desde el Consejo Directivo de la Facultad. Queda claro el menosprecio de la Junta en tanto no se dirimen los asuntos que establece el reglamento y se vacían por completo sus funciones. Esto queda claro en las propias expresiones de las autoridades que menosprecian este espacio político cuyos miembros fueron elegidos por toda la comunidad de estudiantes, graduadxs y docentes de relaciones del trabajo.

La desidia nuevamente, a la orden del día.

imprimir