En la segunda Junta de Carrera de este año, el día 5 de octubre (sí, segunda JC en octubre) la gestión de la Carrera presentó un proyecto para el tratamiento de materias optativas. A raíz de la presentación de esta propuesta como el “cambio” en la forma de tratamiento y la celebración por parte de los consejeros oficialistas, desde Democratización RT queremos poner “sobre la mesa” que el supuesto “cambio” continúa la obstaculización del debate de las materias optativas:

  • No se cumplieron los plazos establecidos en las resoluciones tanto del Consejo Superior como del Consejo Directivo, dejando el debate de las propuestas presentadas para último momento. Recordemos que el proyecto se presentó recién en octubre.
  • Se realizó una convocatoria tardía que tuvo una difusión amplia. ¿Por qué decimos tardía? Porque las resoluciones indican que debe hacerse hasta el 15 de julio.
  • Luego de un intenso debate, donde desde Democratización RT reclamamos el correcto tratamiento de las materias, en la JC del jueves 5 de octubre, la Dirección de la Carrera se comprometió a que el viernes 13/10 iban a estar a disposición para la consulta de quienes lo requieran todas las propuestas de materias optativas. Las mismas serían tratadas en la Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular del día miércoles 18 de octubre, para la posterior aprobación en la Junta de Carrera del 25 de octubre. Cabe destacar que se trata de menos de 15 días para poder evaluar y discutir la totalidad de las materias optativas actuales, sus modificaciones, si las hubiera, y aquellas que se presentan como nuevas propuestas.
  • El viernes 13 de octubre, nuestras consejeras por el claustro de graduados solicitaron a la Dirección de la Carrera la información de todas las propuestas de las materias presentadas. Cuando se presentaron, se encontraron con dos biblioratos de muchísimas hojas que estaban “disponibles” para su revisión. Sin embargo no se les permitió que el material fuera tomado en formato alguno (ni en papel a través de fotocopias ni digital por medio de un archivo copiado a un pendrive o su envío mediante correo electrónico) lo cual representa una obstaculización a la revisión de las propuestas.

Dada esta situación, nos preguntamos entonces: ¿De qué manera se puede hacer un debate si el principal insumo, las propuestas de materias optativas, no pueden ser trabajadas por los consejeros?

¿De qué modo vamos a debatir sobre materias si ni siquiera sabemos el contenido de sus propuestas pedagógicas?

Consideramos que obstaculizar la socialización de la información impide el pleno ejercicio de las facultades de reflexión y discusión conjunta que la Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular y la Junta de Carrera deben tener y constituye un indicio de la falta de voluntad para que en RT el tratamiento de materias optativas se realice con el compromiso pedagógico e intelectual que merece nuestra comunidad académica y que, por otro lado, es nuestra responsabilidad como representantes de los distintos claustros hacer cumplir a los responsables de la gestión. Parecería que, si bien cambió el “formato” de tratamiento, las intenciones de un debate serio y profundo para las optativas siguen siendo nulas.

POR UNA DISCUSIÓN QUE TOME A LA COMUNIDAD ACADÉMICA DE RT COMO PRIORIDAD, TRATAMIENTO SERIO DE OFERTAS DE MATERIAS OPTATIVAS PARA EL CICLO 2018.

imprimir