“Hagamos como si fuésemos democráticos”

Desde DRT denunciamos la falta de convocatoria a los órganos permanentes de asesoramiento de nuestra Carrera: la Junta de Carrera y sus Comisiones, así como el escaso interés y participación de lxs consejeros profesores, graduados y estudiantes.

A lo largo de la supuesta “renovada” gestión de Sandro, se han convocado solo cuatro Juntas en casi dos años, sí CUATRO.

Alertamos a toda la comunidad de RT sobre esta situación, dado que necesitamos más institucionalización, más discusión sobre temas que urgen en la carrera.  

Solicitamos a  la gestión que  se haga cargo de su rol e impulse el funcionamiento de la Junta de Carrera. Y pedimos a todas las agrupaciones que acompañen nuestro pedido de normal funcionamiento de este órgano.

 

En este año, la Junta de Carrera de Relaciones del Trabajo sesionó por primera vez el día 28 de junio luego de 229 días. Es decir, estuvo más de SEIS MESES sin funcionar. Vale recordar que bajo la “renovada” gestión de Sandro, la Junta de Carrera se reunió sólo TRES veces en 2016 y sólo UNA vez en el año 2017.

Desde DRT manifestamos nuestra preocupación públicamente sobre este tema y alertamos tanto este año como el año pasado, en la propia sesión de Junta, sobre esta irregularidad institucional. Consideramos que es de una irresponsabilidad significativa por parte de la gestión de la Carrera que no habilite el funcionamiento de los órganos de asesoramiento, en los que se deben debatir y discutir temas que hacen a la vida de RT tal como establece la normativa vigente.

Es incalculable el daño que se le hace a la Carrera al vaciar los espacios en donde los representantes de los profesores, de los graduados y de los estudiantes deben tratar temas como: los planes de estudio, la estructura de cátedras, las materias optativas, los cursos de verano, las cuestiones docentes y los posicionamientos de la Carrera frente a esta coyuntura tan difícil para el mundo del trabajo, entre otras cosas.

¿Qué pasó en la última Junta?

Durante la sesión de Junta de este año (link a proyectos presentados por DRT), el Secretario Académico manifestó que fue “un cuatrimestre muy complicado” y que “no había podido llegarse a coordinar una fecha”. Ahora bien, ¿con quién “coordina” el Secretario Académico estas cuestiones? Porque a las representantes de DRT no les llegó ninguna consulta ni propuesta de fechas tentativas de reunión.

Por otra parte, el primer punto del “orden del día” supuso la lectura completa de una minuta de la sesión de noviembre del 2016 que llevó más de media hora… ¿no puede esto enviarse por otros medios? ¿Acaso no hay otros temas más importantes que discutir? Ningún espacio político con presencia en la Junta pareció preocupado por este tema.

Dos de los proyectos presentados por DRT fueron derivados para su tratamiento en la Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular: las materias optativas y los cursos de verano. Las materias optativas constituyen un tema de discusión que históricamente la Carrera busca evitar pese a que es de obligatorio tratamiento en la misma según la normativa vigente. En la última Junta del año pasado (en noviembre de 2016) se aprobaron de manera arbitraria y sin un análisis crítico, 7 de las 13 propuestas presentadas, que fueron ofrecidas como materia de verano.

También volvimos a elevar nuestro pedido para visibilizar la estructura de Cátedras de la Carrera. Este pedido ya se había aprobado en la primera Junta del año pasado luego de una intensa discusión en la cual manifestamos la importancia de analizar la equidad interna y transparencia en la distribución de las rentas docentes. ¿Sabían ustedes que hay Cátedras que cuentan con cargos de docentes que no trabajan? ¿Estaban enteradxs que hay Cátedras con muy pocos recursos y otras que tienen cinco cargos de profesorxs y cinco cargos de JTP en la misma cátedra?

Como es costumbre, bajo la apariencia de cierta “colaboración”, nos respondieron que “se elevará un pedido a la Secretaría Académica (algo que ya debería haber hecho el Director de Carrera) para solicitar la estructura de RT y el resto de las Carreras”, bajo el argumento de que RT es la Carrera más perjudicada en la Facultad. ¿Acaso la Dirección no tiene a su disposición la estructura de su propia Carrera? ¿Cómo se gestiona una Carrera sin siquiera saber quiénes son sus miembros? Esto es una muestra más, de que la gestión sigue negándonos información que debería ser pública.

¿Qué pasó con las Comisiones?

En la única reunión de Junta de este año, y frente a un pedido de nuestro espacio, se acordó entre todos los representantes la fecha para las próximas reuniones de Comisión: la de Seguimiento y Evaluación Curricular (01/08), y la de Docencia y Concursos (08/08). También se fijó un día para la próxima sesión de Junta (24/08).

A pesar de haber sido acordada entre todos, la Comisión de Seguimiento y Evaluación Curricular se pasó para el día 3 de agosto, bajo el argumento de que “la mayoría de los profesores” no podía asistir. Ese día, sólo asistieron nuestras consejeras por el Claustro de Graduados, y una representante por el claustro de profesorxs de la agrupación “Pluralistas Independientes” aliados a “Nuevo Sociales” . No asistió ningunx de sus graduadxs. Es decir, no había quórum para que sesione la Comisión.

Ninguno de los cinco representantes de Estudiantes, pertenecientes a la UES, estuvo presente, a pesar de que su proyecto para modificar correlatividades debía tratarse en esa Comisión. Pareciera que les importa más promocionar la presentación de un proyecto, que su tratamiento y aprobación en el órgano correspondiente.

La UES nunca reclamó el funcionamiento de la Junta de Carrera. Fueron a la ÚNICA Junta que se desarrolló en el año, se sacaron fotos e inundaron las redes con la leyenda “RTactiva”. Antes y después no hicieron nada.

Ese mismo día, DRT volvió a presentar sus proyectos y a solicitar la discusión anticipada de de las materias optativas. La Dirección se comprometió a diagramar un cronograma, pero nada de eso ocurrió.

La Comisión de Docencia y Concursos directamente fue cancelada, dado que el Secretario Académico, manifestó “estar analizando re-programarla” porque muchos de los asistentes no podían concurrir. Y de la Junta de Carrera, mejor ni hablar. Cuando las consejeras de DRT solicitaron confirmación, nadie les respondió.

Frente a la ausencia de los representantes de otras agrupaciones, nos preguntamos ¿por qué no ocupan los espacios para los que fueron elegidos? ¿para qué se presentan en elecciones, si no les interesa ejercer el cargo?

La gestión nuevamente aplaza estos dos temas (materias optativas y cursos de verano) que exigen un tratamiento inmediato. No se discute ningún tema docente como sí se hace en otras Carreras. La “farsa de la democracia” de la gestión pretende ahora realizar algunas reuniones para simular “aires de cambio” en período electoral. Por supuesto que no es más que una continuidad de las cuatro gestiones previas que conforman una misma alianza política, la de Angélico.

 

Desde DRT queremos es visibilizar el nulo funcionamiento de los órganos que gobiernan nuestra Carrera, debido a la irresponsabilidad de la Gestión actual. Es vergonzoso que se alegue que los profesores, graduados y estudiantes no “tengan tiempo” de hacerse cargo de su función como Consejeros, para lo que fueron electos, y llevar adelante una agenda que responda a las necesidades de RT, con la enorme cantidad de temas que se necesitan tratar. Y es cínico que esos mismos espacios políticos vuelvan a presentarse en las próximas elecciones. La UES y otras agrupaciones que se presentan a elecciones para Junta de Carrera NO asisten nunca a esos espacios ni los defienden. Los utilizan como modo de negociación.

Que la Junta de Carrera funcione y trate los temas que debe tratar, significa más democracia e institucionalidad para la carrera. Democratización RT no renuncia a ello.

imprimir