Los estudiantes, graduados y docentes que componemos Democratización RT compartimos y apoyamos los reclamos de la comunidad educativa y de ciencia y técnica. Invitamos y convocamos a la comunidad de nuestra Carrera a la marcha federal educativa que confluirá en en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires el miércoles 22 de Marzo. 

Asimismo, invitamos a todxs a interiorizarse de los motivos del conflicto, “la/s causa/s” y las posiciones de los actores implicados, más allá de la confusión explícitamente generada por los integrantes del gobierno nacional y por los medios masivos de comunicación afines.

 

De qué se trata

El conflicto educativo nacional, en particular es muy sencillo de entender, se trata de tres puntos:

  1. Paritaria nacional docente.

Existe una ley de financiamiento educativo aprobada en el año 2006, en cuyo artículo 10 se indica:

El MINISTERIO DE EDUCACION, CIENCIA Y TECNOLOGIA juntamente con el Consejo Federal de Cultura y Educación y las entidades gremiales docentes con representación nacional, acordarán un convenio marco que incluirá pautas generales referidas a: a) condiciones labor

ales, b) calendario educativo, c) salario mínimo docente y d) carrera docente

Los términos de ese acuerdo marco están determinados en el decreto reglamentario 457/2007. La paritaria nacional docente se inició en el año 2008. Desde ese momento y hasta el año pasado se reunieron los actores en una mesa de negociación como se puede apreciar en el acta del año 2016.

  1. Recuperación del salario perdido el año pasado

El año pasado la pauta de inflación superó largamente lo acordado en paritaria. El gobierno nacional y algunos provinciales pretenden que lxs trabajadorxs docentes resignen esa pérdida o bien pretenden desconocerla.

  1. NO al “techo” de 18 % en cuotas

El gobierno señala que las paritarias son “libres” pero intenta imponer en todas las actividades un techo de 18 % en cuotas. Así lo demostró en la paritaria bancaria.

Lo que implica

Los tres puntos son importantes. No obstante, el gobierno nacional se empecina especialmente en incumplir el primero de ellos pues quiere volver a la lógica de descentralización educativa impuesta en la última dictadura y en el gobierno de Menem. Esto supone que el Estado nacional se desentiende de la suerte de las provincias que estarán sujetas a su capacidad de recursos. Con la pantalla de un discurso “federal” se fomenta la desigualdad entre los trabajadorxs docentes de las provincias, algunas de las cuales serán “inviables”, como señalaba Cavallo en la década del 90.

Esta avanzada contra los trabajadorxs docentes es compatible con otras políticas en el área educativa (despidos, desmantelamiento de programas socioeducativos, etc.) y de ciencia y técnica. No hay errores. Se trata de una política expresa.

La estrategia gubernamental

La estrategia gubernamental se basa en el viejo conocido “embarrar la cancha”, colocar muchas discusiones juntas en la arena mediática y sobre todo en espacios poco proclives a la lectura atenta y a la reflexión como las redes virtuales (en las que invierte una cantidad importante de dinero). Esto no es una elucubración nuestra, lo dijo el ministro del área.

Por eso, en este tiempo se habló de las cualidades de tal o cual dirigente sindical, los dirigentes sindicales en sí, la representatividad o no de los mismos, su afiliación o simpatías político partidarias, sus trayectorias familiares o educativas, la calidad educativa en sí, el ausentismo o características del trabajo de lxs docentes, los tiempos electorales, etc. Todo ello, es irrelevante. La discusión actual se centra en los tres puntos mencionados. Si hay cuestiones del ámbito educativo que dirimir, pues bien, la paritaria nacional es el ámbito para plantearlo.

Lo que repudiamos especialmente

Como actuales y especialistas futuros en Relaciones del Trabajo, manifestamos nuestro enfático repudio a:

  • La injerencia policial en las instituciones educativas con el fin de averiguar quiénes se adhirieron a las medidas de fuerza.
  • El pago de “extras” a quiénes no se adhieren a la medida de fuerza, violatorio de  convenios internacionales y de la buena fe necesaria entre actores
  • La estigmatización de dirigentes sindicales y las organizaciones colectivas de trabajadorxs
  • La personalización de conflictos colectivos
  • La banalización del trabajo de los docentes y la descalificación de quiénes defienden sus derechos y una educación pública de calidad

NO a la descentralización educativa

¡Paritaria nacional docente YA!

¡Recuperación del salario perdido el año pasado!

¡NO al 18 % en cuotas!

¡Vamos a la marcha nacional educativa!

imprimir