El viernes 24 de Octubre a la noche, recibimos el aviso de la reunión de Junta de Carrera para el día lunes 27. Una muestra más de cómo la gestión sigue vulnerando la buena fe y los principios de funcionamiento democrático, esta vez convocando a una sesión a último momento, ignorando las responsabilidades laborales y de estudio de los miembros de Junta.
La convocatoria se realizó luego de que presentáramos una carta a las autoridades de la Carrera, solicitando una pronta sesión, tras varios meses de silencio. En el año, se realizaron cinco reuniones de Junta, mientras que comisiones de trabajo no funcionan y hasta el día de la fecha no se ha tratado ningún tema relevante para la comunidad académica, tales como los cargos docentes que se elevaron de modo discrecional y arbitrario, desconociendo la reglamentación vigente.
En el orden del día incluyen como último punto [como si se tratara de un trámite al pasar] “materias optativas 2015”, sin haber realizado una convocatoria abierta a todos los profesores, sin plazos ni criterios claros. Además, no se envió a los consejeros las propuestas presentadas, material necesario para cualquier discusión seria y responsable.
Luego de que Democratización RT realizó varias acciones [denuncias en el Consejo Directivo y su Comisión de Enseñanza, reunión con el decano anterior], se logró que las materias optativas sean tratadas en la Junta de Carrera, cuando antes se elevaban directamente al CD.
A ello le siguen más arbitrariedades: optativas y designaciones docentes para los profesores cercanos a la gestión, como cargos de Adjunto para la ex Directora y Directora actual; mientras que se rechazan otras materias sin ningún criterio académico.

¿Qué paso el lunes 27?

Este año, la situación colmó nuestra paciencia. La reunión  de la Junta de Carrera comenzó con la lectura del acta anterior ¡de Julio! Y un supuesto “informe de gestión” que consistía en comentar la mudanza a la sede Santiago del Estero.
Respecto a las materias optativas, la gestión pretendía ponerse a leer las materias una por una, en ese mismo momento, sin siquiera entregar copias a los miembros presentes. Los consejeros de Democratización RT, así como la consejera estudiantil por La Mella, sostuvieron las mismas posiciones y reclamos que hemos hecho siempre desde este Espacio:
•    Convocatoria a todos los profesores para presentar sus propuestas;
•    Entrega de los documentos a los miembros de Junta con tiempo suficiente para su lectura y análisis;
•    Discusiones en la Comisión de Evaluación y Seguimiento Curricular.

El Secretario académico, Luis Roa, quien es titular de una materia optativa aprobada con esta metodología exprés de votar sin leer ni tener los documentos, hacía caso omiso de las intervenciones y luego de cada una de ellas, se disponía a proseguir con la lectura de las materias.

Los graduados por la mayoría de La Cámpora – Frente Profesionales RT tampoco estuvieron de acuerdo con la metodología de la gestión. Más allá de nuestro desacuerdo con los proyectos que envió esta agrupación a último momento, celebramos que no hayan convalidado con su presencia esta situación, pese a haber ido en la misma lista que la actual Directora de la Carrera.

Frente a la insistencia de continuar con la lectura de las materias, los consejeros de Democratización RT, La Mella y La Cámpora, nos retiramos de la sesión, bajo el argumento de que no era posible mantener una discusión seria en esas condiciones. Solicitamos que se envíen los documentos con debida anticipación y se llame a comisión como corresponde.

Al quedar presentes solo seis miembros, la Junta quedó sin quorum.
Ya no más mentiras. Discutimos en serio, o no nos prestamos más a la parodia de la “construcción democrática”.

En breve, el informe definitivo…

imprimir