Con las convicciones firmes

Los graduados, estudiantes y docentes que conformamos el Espacio Democratización RT nos dirigimos a la comunidad académica, en primer lugar, para agradecer la confianza de quienes nos votaron y acompañaron en este arduo camino por lograr una transformación de las lógicas instaladas en nuestra Carrera, incluso en un escenario adverso. En segundo lugar, para compartir unas breves reflexiones sobre el proceso electoral que acaba de finalizar.

Los resultados

En este link encontrarán los resultados finales de las elecciones de toda la Facultad (no incluye los datos del centro de estudiantes, CECSo).

En los links que siguen podrán apreciar el trabajo realizado por nuestros fiscales. Se presentan los resultados en detalle (aunque sin incluir el CBC), día por día, para los dos claustros en los que participamos en esta elección (estudiantes y graduados para Junta de Carrera).

Con estos resultados, la oposición al oficialismo en la Junta de Carrera, quedará conformada de la siguiente manera:

  • DRT: una consejera graduada y su suplente,
  • PPI: un consejero graduado, su suplente y un profesor titular y su suplente

De esta manera, queda conformada la Junta de Carrera para el período 2016-2017.

La ruptura de una fracción de oficialismo

Hace unos pocos años atrás, se produjo una ruptura en el seno del espacio encabezado por Angélico. Hemos tenido conversaciones tanto con Alejandro Enrique (graduado, auxiliar docente) como con Viviana Vega y Cecilia Senén González (profesoras). Tal como comunicamos oportunamente, desde DRT celebramos que haya graduados, auxiliares docentes y profesores que comiencen a cuestionar las prácticas naturalizadas en nuestra Carrera así como también las mentiras, ocultamientos, doble discurso  y desidia presentes.

No sólo lo celebramos sino que estamos dispuestos a trabajar en conjunto y así lo manifestamos.

Ahora bien, para las elecciones 2015, nuestro plenario decidió no acompañar la candidatura de Viviana Vega ni presentar una lista conjunta de graduados y docentes con ellos porque quienes se postulaban habían formado parte de la gestión encabezada por Héctor Angélico en el pasado y sostuvieron en ese momento las mismas prácticas que hoy quieren cambiar y que nosotros cuestionamos desde el primer día.

Tal lo señalamos, a partir del año 2016 esta nueva fuerza de oposición tendrá dos representantes en la Junta de Carrera (y sus suplentes): observaremos si sus acciones se constituyen o no en oposición REAL al actual modelo corrupto de (no) gestión.

La Dirección de la Carrera

A diferencia de Mariana Kelsey, el director recientemente electo, Hernán Sandro, cuenta con una mayor legitimidad porque salió electo como primer candidato en los tres claustros.

Su campaña se basó en presentarse ante la comunidad académica como “LA” renovación para RT. Desde Democratización RT lo hemos visto accionar como Consejero de Junta y como Consejero Directivo; lamentablemente en su trayectoria como funcionario no existen indicios de que hará algo diferente una vez que asuma la Dirección de la Carrera.

Ahora bien, esperamos que durante su mandato 2016/2017 cumpla con las promesas realizadas durante la campaña.

Los estudiantes. Las mentiras y los dobles discursos 

El doble discurso de la gestión (que se auto concibe participativa pero sus acciones resultan restrictivas) también es adoptado por las agrupaciones de estudiantes que los apoyan y se benefician con ello. Proyecto Sociales (FPV) fue en una lista por separado de la UES en nuestra Carrera (mientras que en CECSo y en el Consejo Directivo fueron en la misma lista).

La UES apunta a la despolitización, a la demagogia y a la confusión del estudiantado. Desde hace algunos años, repiten como slogan nuestras demandas y aspiraciones para la Carrera (como ser la institucionalización de la disciplina) pero no han realizado un solo acto para ello, ni cuando tuvieron representación en la Junta de Carrera ni en el Consejo Directivo. Cuando les conviene, se muestran “nacionales y populares” para las alianzas macro en la Facultad pero en la práctica cotidiana, mezclan cuestiones que hacen al Centro de Estudiantes con las que corresponden a quienes son consejeros de Junta de Carrera o Consejo Directivo.

Desde Democratización RT, no “demonizamos” ni criticamos peyorativamente los “servicios” o mejoras que se puedan obtener desde el accionar de cualquier agrupación utilizando su herramienta gremial (el CECSo) para mejorar la experiencia de cursada de los estudiantes. Pero consideramos que un consejero de Junta de Carrera y Directivo tiene la responsabilidad de llevar adelante proyectos más importantes que los de brindar “la carga del teléfono o  la SUBE”, el “dispenser” o “los termos de mate”. Tampoco creemos que la identidad de la Carrera se pueda generar con la portación de un carnet. Por el contrario, consideramos que se construye con acciones concretas que tiendan al reconocimiento social de nuestro trabajo e inserción profesional, lo que hoy no sucede.

Lo que cuestionamos es que este rol de “prestadores de servicios” sea el que asignan a los consejeros de Junta de Carrera y Directivos.

Nuestra discusión, en cambio, es política en el sentido más profundo del término: tiene que ver con el modelo de Carrera, el debate sobre el Plan de Estudios, las incumbencias profesionales, la institucionalización de nuestra disciplina, la articulación con actores sociales, los problemas de inscripción vinculados a la estructura de cátedras, la participación e implicación en los distintos problemas de la sociedad, la transparencia en el uso de recursos públicos, la generación de lógicas cooperativas y no competitivas, la inclusión de todos y todas en la vida de la Carrera y no del grupo oficialista, la discusión académica y política respetando la pluralidad de ideas.

Llama la atención el contenido de campaña de Hernán Sandro y la UES, quienes señalaron que en esta oportunidad harán lo que no hicieron hasta ahora y plantearon una “renovación” que en los hechos no existe; los mismos docentes, graduados y estudiantes que ocupan hoy los cargos electivos (u ocuparon en el pasado) fueron candidatos una vez más y volvieron a conseguir sus lugares.

El principal slogan de campaña, además de “la renovación” fue el fomento a “la investigación” cuando ya hemos demostrado la desidia e irregularidades en este aspecto apañadas y sostenidas sistemáticamente por quienes dirigirán la Carrera los próximos 2 años.

1524, es decir, un 54 % de  estudiantes eligió creerles. ¿Qué debemos hacer? ¿Mentir también? ¿Enojarnos con el electorado? No. Simplemente ser consecuentes, coherentes y persistir. La verdad sale a la luz tarde o temprano.

Poco menos de la mitad de los estudiantes buscó otras opciones, entre ellas DRT. Habiendo tres candidatos a la Dirección, 537 estudiantes votaron en blanco. 

¿A qué llamamos “el aparato”?

Entre otras cuestiones, a la utilización de los recursos de todos y todas para favorecer a la lista oficialista. Con total impunidad y absoluto desparpajo, desde la gestión de la Carrera se organizaron y difundieron a través del  correo institucional “actividades” y “talleres” en pleno proceso electoral, por los cuales se entregaban certificación oficial emitida por la Dirección de la Carrera.

La imagen más burda de este manejo fue cuando Lucas Ayala -actual consejero y candidato por la lista oficialista, funcionario de la Secretaría de Extensión- colocó su correo personal para la inscripción a un curso de “ganancias” que también entregaba certificación oficial de la Dirección de la Carrera. En la actualidad, para participar como organizador/a voluntario/a del Congreso de Relaciones del Trabajo debemos mandarle un correo electrónico a la UES y no a la Carrera como debiera ser.

Un sistema electoral – cuasi feudal – caduco

Al margen de los resultados de esta elección, entendemos importante recordar que nos encontramos frente a un sistema electoral muy poco democrático. En el pasado, hemos dejado nuestra postura frente al voto ponderado y a la ausencia de representación para los auxiliares docentes y los trabajadores administrativos de la facultad en el Consejo Directivo.

Independientemente de los resultados de esta elección, sostenemos que es importante llamar la atención sobre este sistema que favorece la política de cooptación de docentes, y la utilización de asignaciones de cargos de modo impune y con una lógica clientelar: “cargos por votos”. Muchos de estos docentes no realizan actividad académica alguna o dan una clase por cuatrimestre.

Llama poderosamente la atención que haya tanta indignación por otros fenómenos presentes en la Facultad (Posporno, entrevista a Bazterrica) y se naturalice esta situación en la que hay docentes que NO trabajan y sólo vienen a votar cada dos años o que los ascensos de los docentes dependan de la aparición en las listas de la gestión.

¿Y ahora qué?

Ahora… ¡a trabajar COMO SIEMPRE! A respetar cada voto de confianza en DRT,  y a seguir dando la cara como hicimos siempre desde que nos constituimos como Espacio, interviniendo, participando, invitando a participar, a colaborar para construir entre todos y todas la Carrera que queremos.

A propósito, la gestión de Kelsey aún no terminó y la Junta de Carrera no sesiona.

Invitamos al consejero Directivo Hernán Sandro y a todos los consejeros actuales y entrantes a acompañar la solicitud presentada por DRT para que la Junta de Carrera sesione y el pedido de llamado a presentar materias optativas abierto y participativo.

Porque para eso votamos consejeros.

Nosotros seguimos acá.                 

Fijate donde están todos los que te pedían el voto.

imprimir