TEXTO COMPLETO

Septiembre de 2009

En el transcurso de esta semana, integrantes de la gestión actual de la Carrera y candidatos por la lista oficial con cargos en la Facultad enviaron correos masivos invitando a participar de su lista, desde el correo institucional que les provee la Facultad para el ejercicio de sus funciones.

No nos asombra este desprecio por lo público de parte de quienes manejan nuestra carrera como si fuera un negocio privado.

Pero hay algo que nos parece más grave aún.

En ese envío se adjunta un documento que titulan “nuestros logros más importantes”. El tenor de la falta de veracidad en la información suministrada en ese documento nos lleva a realizar las puntualizaciones más importantes.

1) Se menciona como logro propio la obtención de 170 rentas para docentes ad honorem y el llamado a concurso para esos cargos, cuyo plazo de presentación venció la semana pasada.

Varios de los integrantes de este espacio hemos participado desde el inicio de su constitución – aproximadamente en el año 2004- de la Comisión de Docentes Ad Honorem la que luego confluyó en la Asociación Gremial Docente de nuestra Facultad. En el curso de esos años, se realizaron diversas acciones entre las que se cuentan; realización de un censo de trabajadores docentes “no designados”, marchas, clases públicas, asistencia a reuniones del Consejo Directivo, al rectorado, a la comisión de enseñanza, publicación en diarios para visibilizar el problema (Clarín, Página 12), articulación con otras carreras y con otras Facultades, entre otras.

Para quienes gustan de las pruebas, podemos ofrecerles los datos para que se suscriban al “grupo Yahoo” de docentes de sociales creado en Mayo del año 2004 para compartir nuestros avances. Podrán comprobar allí las discusiones y pasos que llevaron hoy al logro parcial de la obtención de los 170 salarios.

Por otra parte, se pueden consultar asimismo las sesiones grabadas del Consejo Directivo donde fuimos varios de nosotros en conjunto con la comisión y la gremial a plantear estos temas. Sesiones en las cuales no participó ningún integrante de la gestión. Sólo se avinieron a formar parte de las discusiones por el “reparto” una vez que el Rectorado decidió la creación del Programa de renta a docentes ad honorem. Este programa del Rectorado contiene el llamado obligatorio de los cargos docentes.

Llegada esta instancia, tuvimos una serie de discusiones y reuniones, luego de las cuales logramos que se respete el criterio de antigüedad, aún cuando esa opción legitimara algunos cargos de “amigos” de la gestión.

Así y todo, tuvimos que defender algunos cargos docentes “uno a uno”, dado que se dejaba sin salario a compañeros con siete años de trabajo gratuito en pos de otros colegas insertos en cátedras a cargo de docentes de la gestión actual. Nunca fuimos a plantear la no designación de salario para nadie; pedimos que se respetara el criterio que había sido acordado previamente.

Tenemos en nuestro poder documentación que respalda todo lo que decimos ingresada en nuestra Facultad por la Mesa de Entradas. Resulta lamentable que la gestión de la Carrera Relaciones del Trabajo en lugar de visibilizarlo, se apropie del trabajo sindical y reivindicativo realizado por muchos compañeros en el curso de estos años.

2) En el mismo sentido, la estructura de los trabajadores no docentes no es logro de esta gestión. Se trata de una demanda histórica y un proceso complejo que llevó mucho tiempo, ajustes y negociaciones con la gremial de trabajadores no docentes.

3) La arbitrariedad en los llamados a concurso no resiste el menor análisis. Mientras que por un lado, se llama a concurso para Profesor Titular a una materia optativa con tres inscriptos de promedio en los últimos tres años, muchos otros docentes y materias, esperan durante años la designación de sus jurados (en algunos casos hasta cuatro o cinco años). Esta situación retrasa la carrera docente y provoca que haya cátedras con estructuras totalmente sobredimensionadas con respecto a otras.

4) Con respecto a la gratuidad de los posgrados, no hay ningún registro de participación seria de la gestión de la carrera Relaciones del Trabajo en las sesiones de discusión en el Consejo Directivo en las que sí participamos algunos integrantes del espacio Democratización RT dando nuestra opinión.

5) Con respecto a la llamada “comisión de investigación”, es pertinente copiar directamente los dichos por la gestión dada la gravedad de la falsedad de la información suministrada: en el correo enviado se indica “Se institucionalizó la Comisión de Investigación de la Carrera de Relaciones del Trabajo, permitiendo que nuestros profesores presentaran proyectos UBACyT y de Reconocimiento Institucional…”

En primer lugar, vale aclarar para los graduados y docentes que no lo saben que no hay ninguna relación entre la presentación de proyectos UBACyT o de reconocimiento institucional y la llamada “comisión de investigación”. Muchos docentes y graduados de la carrera participamos desde hace muchos años en proyectos UBACyT, con sede en el Instituto Gino Germani, en el Instituto de América Latina y el Caribe y en la misma Carrera Relaciones del Trabajo.

En segundo lugar, esta ficticia “comisión” no tuvo ningún funcionamiento real. Se decretó la presidencia de Héctor Angélico, no se sabe quiénes la conforman ni qué funciones tiene.

Quienes tenemos trayectoria en investigación, tenemos constancia de haber pedido participar en ella y nunca fuimos llamados a hacerlo. Sólo se hizo una reunión pública a la que asistimos. Nunca más se llamó a participación.

6) La misma metodología se aplicó respecto de la discusión por el Plan de Estudios. Participamos de una o dos reuniones abiertas que se hicieron, presentamos documentos y nuestros aportes. Luego, no se permitió más la participación abierta. No hubo forma de saber qué se estaba haciendo. Se desconoce el estado actual de la discusión. Pese a tener una página Web y “boletines pseudo informativos”, no se informa en lo absoluto de ninguno de estos temas.

7) La discrecionalidad en el manejo de cargos en materias optativas es otro de los temas en discusión. Se crearon y modificaron materias y cargos a medida de docentes cercanos a la gestión, mientras se continúa sin regularizar la situación de otras materias y cargos que tienen larga trayectoria y permanecen en condiciones irregulares.

Estamos dispuestos a reunirnos con aquellos que así lo consideren para aclarar, explicar, fundamentar y aportar pruebas sobre cada uno de estos dichos.

El falaz comunicado de “logros” y la oferta telefónica de cursos de actualización y capacitación selectivos una semana antes de las elecciones, revelan una subestimación de la capacidad de reflexión de los graduados y docentes que refuerza – una vez más que estamos por el camino correcto.

imprimir