Corría el otoño del 2007 y los docentes de Neuquén nucleados en ATEN llevaban 30 días de huelga por mejores condiciones laborales: pase a planta de auxiliares de servicios y administrativos, 80% móvil para los jubilados y recomposición salarial para todas/os entre otras reivindicaciones que hacía tiempo se venia reclamando al gobierno provincial de Jorge Sobisch.

Hoy se cumple un nuevo aniversario de la muerte del maestro provocada por un disparo de gas lacrimógeno durante la represión de una protesta sobre la ruta 22, en Arroyito. Del asesinato se deslindó la autoría material, que recayó en el cabo José Darío Poblete. Fue condenado a prisión perpetua en el 2008. Las responsabilidades en torno al operativo represivo, en cambio, se investigaron en la causa “Fuentealba II” y terminaron con el sobreseimiento de los 15 imputados sin alcanzar al entonces gobernador Jorge Sobisch.

imprimir